Que mediante Ley 1255, de 5 de julio de 1991, se eleva a rango de Ley el Decreto Ley Nº 16464, de 17 de mayo de 1979, que ratifica la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), suscrito por Bolivia el 23 de diciembre de 1974 y ratificado en fecha 6 de julio de 1979. Asimismo, se aprueba la Enmienda al Artículo XXI de la mencionada Convención, adoptada durante la reunión extraordinaria de la Conferencia de las partes que se realizó en Gaborone (Botswana) el 30 de abril de 1983.

Que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en el artículo IX, párrafo 1 se insta a las partes firmantes a designar una o más Autoridades Administrativas competentes para conceder permisos o certificados para la Comercialización de especies enlistadas en los Apéndices y una o más Autoridades Científicas de asesoramiento para la emisión del Dictamen de Extracción no Perjudicial mediante informe que explique que la comercialización y exportación de los especímenes, no perjudicaran la supervivencia de las especies.

Que los Artículos 54 y 55 de la Ley Nº 1333 de Medio Ambiente de 27 de abril de 1992, establecen que es deber del Estado promover y apoyar el manejo de la fauna silvestre, en base a información técnica, científica y económica, con el objeto de hacer un uso sostenible de la especie autorizadas para su aprovechamiento, además es deber del Estado preservar la biodiversidad y la integridad del patrimonio genético de la fauna tanto silvestre como de especies nativas domésticas así como normas las actividades de las entidades públicas y privadas, nacionales e internacionales, dedicadas a la investigación, manejo y ejecución de proyectos del sector.