El cóndor andino (Vultur gryphus), también conocido como kuntur o mallku en Bolivia, se encuentra a lo largo de los Andes y está presente en prácticamente todos los hábitats del oeste y sur de Sudamérica, desde las costas marítimas hasta las cumbres nevadas. Indudablemente, es una especie importante de los ecosistemas donde habita. Es además una de las aves más emblemáticas del continente. No obstante, cada vez más se ve afectado por las presiones humanas y, desafortunadamente, es parte del grupo de aves más amenazado del mundo. En este contexto, Bolivia, por su ubicación central en la distribución del cóndor y por su territorio razonablemente bien conservado, es un baluarte para la protección de las poblaciones de cóndor andino.

Dado el rol del cóndor en las culturas andinas y en la biodiversidad de esta región, la extinción de esta especie en Bolivia, tanto a nivel local como nacional, no solo sería una pérdida ecológica importante, sino también un empobrecimiento sociocultural enorme.

Los desafíos que enfrenta la conservación de la biodiversidad en Bolivia son apremiantes y la conservación del cóndor andino no es una excepción. Puesto que está claro que para encarar la protección de esta especie no existe un único camino, ni soluciones inmediatas para resolver su problemática, la implementación de enfoques combinados son la mejor herramienta para ayudar a garantizar la supervivencia del cóndor en nuestro país. El presente documento se constituye en esta
herramienta para lograrlo.